Infraestructuras

La nueva política de transporte: Apuntes sobre el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible

Fedea publica hoy una nota de Ginés de Rus (ULPGC y FEDEA) en la que se analiza el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible (ALMS). El texto está motivado por la idea de que ahora se trata de “evolucionar desde la política de transportes a la política de movilidad sostenible de personas y mercancías que ha de guardar relación con las políticas económicas, sociales y ambientales”. El ALMS se refiere a la movilidad de personas y trasporte de mercancías como un “novedoso derecho” que el Estado debe garantizar con igualdad en todo el territorio nacional. El concepto central del nuevo texto legal es “la movilidad sostenible”, siendo las infraestructuras y servicios de transporte un instrumento para este derecho, proponiéndose reorientar la movilidad hacia modos más sostenibles. Como novedad, se crea el Sistema Nacional de Movilidad Sostenible y la evaluación económica de los proyectos de inversión adquiere mayor presencia, aunque, como veremos, organizada de manera poco efectiva.

La valoración del autor se fundamenta en principios económicos elementales y en las mejores prácticas internacionales, sin prejuicios sobre la bondad/maldad de las distintas alternativas de transporte, sin preferencias apriorísticas sobre el tipo de tecnología, y entendiendo que el reparto de funciones entre el sector público y privado debe guiarse por el papel de regulador del primero y de productor del segundo, basando la colaboración entre ambos en la transparencia y el reparto eficiente de riesgos. 

El anteproyecto aborda temas muy variados, incluyendo la planificación, evaluación, regulación y financiación de las infraestructuras de transporte, la corrección de las externalidades que generan y la participación privada en su construcción y gestión. El énfasis se pone en el tratamiento de las externalidades negativas del transporte con un conjunto de instrumentos dirigidos a modificar la distribución modal de los tráficos en favor de los menos contaminantes, favoreciendo la intermodalidad y las políticas e inversiones que den prioridad a la movilidad activa (a pie y en bicicleta) y el transporte colectivo en detrimento del uso del automóvil. Menos peso parece concedérsele al uso del sistema de precios como señalizador que guía, mediante la internalización de las externalidades, la decisión libre de los individuos sobre la manera de satisfacer sus necesidades de movilidad. 

Aunque crea nuevos organismos y documentos de planificación, el texto se mantiene fiel al viejo esquema de gobernanza del Ministerio de Transportes, basado en direcciones generales unimodales que tienden a actuar de forma descoordinadaa. Tampoco avanza en el proceso de evaluación independiente, dejando el grueso de la evaluación a las unidades ministeriales y a las grandes empresas públicas como Puertos de Estado, Aena o Adif, rompiendo así el principio esencial de separar al evaluador del promotor del proyecto o política. Ni mejora el diseño de las asociaciones público-privadas, con la necesaria separación, por ejemplo, entre la unidad que adjudica los contratos de concesión y la unidad que los monitoriza y renegocia en su caso.El Anteproyecto contiene otras ideas y actuaciones cuyo impacto real en la oferta y la demanda de transporte es difícil de predecir, ya que el propio texto legal se autodefine como un documento “puramente principal o programático” dejando amplio espacio a las demás administraciones para que apliquen sus propias políticas de movilidad sostenible. En resumen, la valoración económica no puede basarse en las buenas intenciones y aunque la nueva ley pretende innovar en planificación, regulación, financiación y gestión, contiene errores y omisiones que aumentan sensiblemente la probabilidad de su inoperancia práctica; o lo que es peor, aumentan el riesgo de que acabe introduciendo de manera involuntaria, incentivos perversos y nuevos costes administrativos en el sistema de transportes.

Documento completo

de Rus, G. (2022). “La nueva política de transporte: Apuntes sobre el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible.” FEDEA, Colección Apuntes no. 2022-10, Madrid.

Categorías