Mercado de Trabajo

Evaluación de Impacto de Políticas Activas de Empleo para Colectivos de Difícil Inserción Laboral

Las políticas activas de empleo suelen considerarse una herramienta fundamental en la lucha contra el desempleo. Sin embargo, el creciente uso de estas políticas no siempre ha estado sustentado en o guiado por análisis rigurosos de su impacto sobre el acceso al empleo o sobre los ingresos de sus beneficiarios. Si bien es cierto que a nivel internacional se cuenta cada vez con más evaluaciones del impacto de estos programas, no siempre favorables, los estudios de este tipo siguen siendo muy escasos en España.

Con el ánimo de contribuir al buen diseño de estas políticas, FEDEA publica hoy un trabajo de Yolanda Rebollo-Sanz (U. Pablo de Olavide) y J. Ignacio García Pérez (U. Pablo de Olavide y FEDEA) en el que se analiza el impacto de las iniciativas locales de empleo público que se ejecutaron en Andalucía durante los años 2016-2018 sobre el desempeño subsisguiente de sus beneficiarios en el mercado laboral, medido en términos del acceso a y la calidad del empleo.

Estas iniciativas tenían como objetivo ofrecer experiencias temporales de empleo a sus beneficiarios, prioritariamente parados con dificultades de inserción laboral, de cara a mejorar su empleabilidad futura. Actuaciones de este tipo han sido muy usadas en España durante los últimos 10-15 años con el objetivo de combatir las elevadas tasas de paro juvenil y de facilitar la reinserción laboral de los parados de larga duración. En el caso andaluz, el Gobierno regional puso en marcha dos programas, Emple@Joven y Emple@30+, que fueron gestionados de forma descentralizada por los ayuntamientos, permitiendo así que las ofertas de empleo se adaptasen a las necesidades de la población desempleada local.

El núcleo del trabajo se centra en el análisis de los efectos de estos programas sobre la empleabilidad posterior de sus beneficiarios (los individuos “tratados”) en comparación con un grupo de control integrado por individuos similares a los tratados pero que no se beneficiaron de las iniciativas. Los resultados indican que, en promedio, estas iniciativas no han conseguido elevar la probabilidad de salir del paro al empleo, pero sí han tenido efectos positivos sobre ciertos segmentos de la población parada. Así, los efectos estimados para los jóvenes son ligeramente negativos (con menores tasas de inserción para los tratados) aunque poco significativos, mientras que para los parados mayores de 30 años con dificultades de inserción laboral encontramos un efecto positivo y significativo de en torno a 1.2 puntos porcentuales, que se concentra en ciertos colectivos– en particular, los que han sufrido episodios de paro de más de dos años y los que carecen de experiencia laboral. Para aquellos grupos de parados cuya empleabilidad mejora con el programa, se observa también un efecto positivo sobre la estabilidad y duración de los contratos obtenidos tras su finalización.

Los autores concluyen que sus resultados apuntan a la necesidad de centrar los programas públicos de empleo en colectivos muy específicos con especiales dificultades de empleabilidad, en los que sí se detecta un impacto positivo y significativo.

Documento completo

Rebollo, Y. y J. I. García Pérez (2021). “Evaluación de Impacto de Políticas Activas de Empleo para Colectivos de Difícil Inserción Laboral.” FEDEA Policy Papers no. 2021-11. Madrid.

Categorías