Prensa

Análisis de la Encuesta de Población Activa (EPA) 2015T1

Las tasas de paro bajan en todas las regiones en los últimos 12 meses. En algunas regiones, como Madrid y Baleares se produce un fuerte trasvase de parados a ocupados, mientras que en otras, como Murcia, Navarra, Asturias o Castilla-La Mancha, el trasvase se produce fundamentalmente de parados a inactivos

Solo el Sector de la Construcción genera empleo neto en este trimestre. Esto supone un fuerte cambio en la tendencia de los últimos 12 meses, pasando de fuerte destrucción neta de empleo, a incipiente creación neta.

El sector industrial vuelve a destruir empleo neto en este trimestre, aunque menos que hace un año. Esto supone un enfriamiento de las expectativas generadas en el trimestre anterior, donde por primera vez se había dado un vuelco a la destrucción neta de empleo.

En este primer trimestre de 2015, la EPA arroja una pérdida neta de 114.300 empleos. Los trabajadores de todas las franjas de edad pierden empleo neto, a excepción de los mayores de 55 años, franja para la que se crean 48.000 empleos netos.

En los últimos 12 meses, se observa un ligero aumento en la proporción de ocupados del 44% al 45%. Este cambio agregado se compone de comportamientos regionales muy dispares: Mientras que Madrid y Baleares se muestran particularmente dinámicas y recuperan casi 3 puntos porcentuales de empleo, otras como Murcia o Navarra presentan en este trimestre destrucción de empleo tanto en términos absolutos como relativos.

Ocupados

Sigue descendiendo el peso relativo de los ocupados menores de 25 años a favor de los mayores de 45. La crisis ha provocado un descenso muy notable en la presencia de ocupados más jóvenes, e incluso de aquellos en edades entre 25 y 44 años. El descenso de los primeros se debe principalmente a que han sido particularmente afectados por despidos por sus contratos temporales. Entre los segundos, el descenso en su peso relativo se debe en parte a una mayor incidencia de despidos, pero sobre todo al descenso de la población en esta franja de edad en los últimos años.

En Industria, hay tres regiones que marcan la diferencia por la implantación del sector Industrial en su territorio: Son Navarra, La Rioja y el País Vasco. Pero en las dos primeras, la industria pierde en este trimestre peso relativo mientras que el País Vasco se recupera ligeramente. Gana también peso la Industria en otras regiones del Este de España no tan industrializadas, como Aragón, Cataluña y Valencia.

La incidencia de la contratación temporal vuelve a aumentar en el inicio de la recuperación de la crisis: Ahora que la contratación va poco a poco imponiéndose a los despidos, vuelve a repuntar la tasa de temporalidad.

La incidencia de la jornada parcial también aumenta muy ligeramente en este trimestre con respecto al mismo del año pasado. El País Vasco destaca por ser la región donde la incidencia de la jornada parcial ha experimentado un mayor aumento en el último año – 3 puntos porcentuales y alcanza los niveles más altos junto a la Comunidad Valenciana – el 20% del total del empleo.

Parados

Por primera vez desde el comienzo de la crisis, se estabiliza la proporción de parados de larga duración en el colectivo de parados aunque suponen todavía el 64% del total de desempleados.

Transiciones Laborales

Este primer trimestre de 2015 provoca destrucción neta de empleo, aunque menor a la observada hace exactamente un año Se destruye el 0,56% del total del empleo del trimestre anterior, frente al 0,91% de hace un año. Estas diferencias se deben fundamentalmente a un descenso en la destrucción empleo más que a un incremento en la creación del mismo.

La destrucción neta de empleo apuntada anteriormente se traslada a todos los sectores, con excepción del Sector de la Construcción, donde se produce creación neta de empleo. Este fuerte cambio de tendencia con respecto a lo observado hace 12 meses podría obedecer en parte a un posible repunte de la obra pública al coincidir con la cercanía del período electoral.

Sobre el Observatorio Laboral de Fedea (2015T1)

En este Observatorio Laboral, se explotan las dimensiones regional y sectorial de los cambios producidos en el empleo en cada trimestre. Se comparan los cambios producidos en este trimestre con los observados en el mismo trimestre de 2007, momento previo a la entrada de la recesión, así como en el mismo trimestre del año pasado. La comparativa con el mismo trimestre del año pasado cobra especial importancia ya que se supone que al comparar ambos trimestres se comparan una situación todavía claramente recesiva con el trimestre actual, doce meses después, de incipiente recuperación económica.

Categorías